El proyecto

El monumento

No se trata tan sólo del homenaje y agradecimiento a uno de los grandes benefactores de Málaga y exponente de valores como la solidaridad, la justicia, la constancia, la humildad y el amor por una ciudad de la que se sentía parte.

También de un recuerdo a los malagueños de su época, que arriesgaron sus vidas en defensa de su tierra, su independencia y su libertad, y, por tanto, también la nuestra. A día de hoy no hay monumentos en el centro histórico que recuerden el valiente actuar de nuestros antepasados de principios del s.XIX, bien venciendo a las tropas de Napoléon en Bailén, o defendiendo Málaga frente a ellas en 1810; acciones que sentaron las bases del tan merecido título “La primera en el peligro de la Libertad”.

Es además un tributo a la Málaga hospitalaria y al extranjero que, aún no habiendo nacido en esta tierra, se enamora de ella, de sus tradiciones, de sus gentes... Tanto como para, en ocasiones, llegar a morir por ella.

Más allá de lo que implicó el enfrentamiento contra Napoleón, en el caso concreto del Regimiento Suizo de Reding nº 3, más de 180 de sus integrantes, entre soldados, oficiales, cadetes y cirujanos, perdieron la vida en pos de tratar de contener las epidemias que asolaron Málaga en 1803 y 1804.

La obra

La propuesta consiste en una escultura realista en bronce, de unos 2 metros y medio de altura que retrata a Teodoro Reding con la mayor fidelidad histórica posible en base a los retratos existentes y a un estudio riguroso de la uniformidad de la época.

El antiguo gobernador de Málaga, aparecerá representado con el uniforme de mariscal de campo, el que le correspondía durante su mandato en Málaga y durante la campaña de Bailén, y réplicas del sable y el bastón de mando con los que los malagueños lo obsequiaron a su regreso de la victoria, y que aún se conservan en Suiza.

La estatua se situaría sobre un pedestal monumental, del que se ha comprometido a hacerse cargo el Ayuntamiento de Málaga. Aunque aún no hay decidida una ubicación para el monumento, entre las propuestas más destacadas se encuentran la Plaza de la Aduana y el Puente de Tetuán.

Es precio de la escultura, incluyendo la fundición, asciende a 30.000€, sin el pedestal.

El artista

Tras la recepción de varios bocetos, Juan Vega Ortega fue el escultor elegido por la asociación en la asamblea general celebrada el 7 de diciembre de 2014.

Malagueño de nacimiento, independientemente de su amplia formación, Juan Vega destaca por su gran talento y sus obras son ya patrimonio de parroquias y algunas de las cofradías de la ciudad. Un ejemplo de su buen hacer es el grupo escultórico del Cristo de Azotes y Columna de las Reales Cofradías Fusionadas.

Descargar más imágenes de la maqueta en alta resolución